•  
  •  
  • Home
  • /Protocolo de Kyoto

Protocolo de Kyoto

El Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC), entidad compuesta por más de 2000 científicos, cuyo objetivo es evaluar e informar el estado de conocimiento sobre el cambio climático, concluyó en su primer informe sobre las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), que la actividad humana influye en el proceso de cambio climático.

La Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC), realizada en el año 1992, fue el punto de partida para que las naciones reconozcan el problema del cambio climático, y para que los países industrializados asuman compromisos para estabilizar la concentración de gases de efecto invernadero. De esta forma se busca que la humanidad pueda adaptarse al proceso de calentamiento global.

Sin embargo, no se establecieron metas de reducción de GEI hasta 1997, durante la tercera Conferencia de las Partes. En ésta conferencia se aprobó el Protocolo de Kyoto (PK), por el cual las partes que son países desarrollados se comprometen a reducir sus emisiones globales de gases de efecto invernadero, por lo menos en un promedio 5.2% respecto al año 1990, para el periodo del 2008 al 2012.

El cumplimiento de estas metas puede resultar oneroso para algunos países, por ello el PK establece tres mecanismos flexibles, por medio de los cuales los países pueden cumplir con sus compromisos a menor costo. Los tres mecanismos son:

Comercio Internacional de Emisiones (CIE)

Éste mecanismo permite el comercio de emisiones reducidas de GEI entre los países del Anexo I (países desarrollados). Es decir, aquellos países del Anexo I que reduzcan emisiones de GEI en niveles mayores de lo exigido en el PK, podrán vender éste exceso a otros países del Anexo I, los cuales pueden acreditar estas reducciones como parte de sus compromisos de reducción de emisiones de GEI.

Implementación Conjunta (IC)

Éste mecanismo permite a los países del Anexo I adquirir emisiones reducidas de proyectos que se desarrollen en otros países del Anexo I (en especial en economías en transición). Las emisiones reducidas por medio de éste mecanismo se denominan Unidades de Reducción de Emisiones (URE)

El Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL)

Permite que los países del Anexo I puedan comprar reducciones de emisiones provenientes de proyectos ejecutados en países en desarrollo, y acreditarlas para cumplir con sus metas de reducción de emisiones de GEI.

Cabe señalar que el PK entró en vigor el 16 de febrero de 2005, al haber alcanzado la cantidad mínima establecida de 55% de las emisiones de 1990, luego de que la Federación Rusa, país que representaba el 17,4% de las emisiones, lo ratificara el 3 de noviembre del 2004.

Hasta el momento ciento treinta y seis partes han ratificado o aceptado el Protocolo, incluyendo 37 del Anexo I, que representaban en 1990, en total, 61,6 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2e).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn